El Mecanismo de Financiamiento para Emergencias en Pandemia (The Pandemic Emergency Financing Facility -FEP) es una herramienta con la que poder canalizar rápidamente unos fondos de emergencia de primeros auxilios para los países en desarrollo que tras una catástrofe u por otro motivo, se enfrentan a un brote de enfermedad grave con potencial pandémico. El componente de seguros del PEF proporcionará una cobertura máxima de 425 millones de dólares durante un período inicial de tres años.

Durante los últimos años, el Banco Mundial, en colaboración con MUNICH RE y SWISS RE, ha trabajado en el desarrollo y la aplicación de una serie de esquemas catastróficos de transferencia de riesgos. Después de dos años de preparación, y para dar respuesta a la crisis del Ébola que se sufrió en África Occidental en 2014, el PEF entrará en funcionamiento en las próximas semanas, impulsando el alcance de estos esquemas de financiamiento basados ​​en seguros más allá de los riesgos clásicos de catástrofes naturales para poder incluir riesgos epidémicos y pandémicos.

Algunas estadísticas dejan ver la peculiaridad de estos riesgos no asegurados en el mundo actual, ya que las pandemias están entre las más probables de ocurrir. El coste global anual de pandemias moderadamente severas a severas se estima en 570.000 millones o 0,7% de los ingresos mundiales, según datos del Banco Mundial. Si el FEP había existido a principios de 2014 durante el brote de Ébola, los estudios muestran que el mundo podría haber movilizado recursos financieros significativos lo suficientemente pronto como para acelerar la respuesta ante esta emergencia y ayudar a contener el brote. En cambio, el dinero no comenzó a fluir hasta tres meses después, durante el cual los casos de Ébola se multiplicaron por diez, afirma el comunicado.

Las claves de este seguro compuesto por bonos y derivados

El PEF proporcionará más de 500 millones de dólares para cubrir a los países en desarrollo contra el riesgo de brotes pandémicos durante los próximos cinco años y se desarrollará a través de un seguro con la combinación de bonos y derivados, una parte en efectivo y por el compromiso futuro de países donantes para dar cobertura adicional. Además, este componente asegurador se basará en primas financiadas por Japón y Alemania, que se ha desarrollado junto a ambas reaseguradoras y utilizan el modelado proporcionado por AIR Worldwide. Para complementar el componente de seguros, estará disponible un efectivo a partir de 2018, para el que Alemania ya ha proporcionado una financiación inicial de 50 millones de euros.

En concreto, este mecanismo cubre seis virus que son los más propensos a causar una pandemia. Estos incluyen nuevos Orthomyxoviruses (nuevo virus de la gripe A pandémica), Coronaviridae (SARS, MERS), Filoviridae (Ebola, Marburg) y otras enfermedades zoonóticas (Crimea Congo fiebre hemorrágica, Fiebre del Valle del Rift, Fiebre de Lassa). El financiamiento se activará cuando los virus lleguen a cierto nivel de contagio, incluyendo el número de muertes, la velocidad de propagación de la enfermedad y si la enfermedad cruza las fronteras internacionales.

"El PEF muestra cómo una estrecha colaboración entre el sector público y las aseguradoras pueden ayudar a limitar los efectos negativos de las catástrofes en los países en desarrollo. MUNICH RE se enorgullece de haber jugado un papel importante en este mecanismo de financiación proactivo y fiable desde el principio", afirma Joachim Wenning, presidente de la Junta Directiva de la reaseguradora. Que añade: "Confío en que nuestras competencias básicas en el modelado, la identificación y la gestión del riesgo fomentarán está muy buena causa que se basa en fortalecer la capacidad de recuperación tanto de las empresas como de las sociedades. Realmente esperamos que el PEF se convierta en una parte sostenible e integral de una arquitectura de salud global para hacer que nuestro planeta sea más resistente a peligrosos riesgos de pandemia y epidemia".

"Estamos muy orgullosos de haber apoyado al Banco Mundial en los últimos dos años y medio en el esfuerzo por construir un vehículo de seguro innovador para responder mejor a los brotes epidémicos" subraya por su parte SWISS RE. “La estructura combinada de derivados y de mercados de capital es sólo uno de los muchos elementos pioneros de esta transacción. Los riesgos más sistémicos del mundo, tendrán un respaldo para hacer que el mundo sea más resistente y su liderazgo continuo en el mercado de valores vinculados a seguros ", afirma Christian Mumenthaler, CEO de SWISS RE.

 

 

La ventaja del tiempo es esencial

Para Jim Yong Kim, presidente del Grupo del Banco Mundial, con este mecanismo "hemos dado un paso trascendental que tiene el potencial de salvar millones de vidas e, incluso, economías enteras de una de las mayores amenazas sistémicas a las que nos enfrentamos. Nos estamos alejando del ciclo de pánico y abandono que ha caracterizado tanto nuestro enfoque de las pandemias. Estamos aprovechando nuestra experiencia en el mercado de capitales, nuestra profunda comprensión del sector de la salud, nuestra experiencia en superar los desafíos del desarrollo y nuestras sólidas relaciones con los donantes y la industria de seguros para atender a las personas más pobres del mundo. Esto crea un mercado totalmente nuevo para el seguro contra riesgos de pandemia".

"En cualquier caso de un brote pandémico, el tiempo es esencial: con una sólida instalación global de gestión de riesgos de la operación, los fondos se liberarán mucho más rápidamente y esto permitirá y facilitará contramedidas efectivas ", subraya Thomas Blunck, miembro de la Junta Directiva de MUNICH RE.

 

COMPARTIR