Sujeto a la aprobación del Consejo de Administración y de la Junta General, el grupo propondrá el pago de un dividendo de 8,60 euros por acción, elevándolo respecto a los 8,25 euros pagados el año anterior.

“Estamos muy satisfechos con el resultado del pasado año, nuestra fuerte posición en el mercado, la proximidad al cliente y una exitosa gestión de las inversiones fueron en gran medida capaces de contrarrestar los efectos de los bajos tipos tasas de interés y la intensa competencia en los mercados de reaseguro”, afirma Jörg Schneider, CFO de MUNICH RE.

El grupo cerró el año con un volumen total de primas brutas suscritas de 48.900 millones, un 3% menos. El resultado de las inversiones aportó 7.600 millones, un 1,3% más, con un resultado operativo de 4.000 millones (-16,7%).

Evolución por áreas de negocio

Por áreas de negocio, la actividad de reaseguro presenta un resultado operativo de 2.800 millones, un 31% menos, con un ratio combinado que ha pasado del 89,7% al 95,7% al término de 2016. La facturación en primas en esta línea suma 27.800 millones, un 1,4% menos.

En seguro directo, ERGO contribuye con un beneficio operativo de 1.000 millones, un 66% más, además de 16.000 millones en primas, un 3% menos. El ratio combinado para el negocio de Alemania fue del 97% (0,9 puntos porcentuales menos), mientras que la actividad internacional mejora desde el 104,7% de 2015 al 99% ahora.

Finalmente, la división Munich Health ha tenido un resultado operativo de 200 millones, el doble que hace un año, con 5.000 millones en primas (-10,7%) y un ratio combinado del 98,5% (99,9% un año antes).