Después de una revisión estratégica, añade la reaseguradora, se ha llegado a la conclusión de que las capacidades de GLA podría ser mejor realizadas con un cambio de propietario. Por lo tanto, MUNICH RE llevará a cabo una venta de su división de seguros primarios en Australia y Nueva Zelanda. GLA cuenta actualmente con un volumen de primas brutas suscritas de alrededor de 500 millones de dólares australianos.

“Australia sigue siendo un mercado importante para MUNICH RE, que ahora tendrá un enfoque claro sobre el reaseguro. La compañía seguirá siendo un socio fuerte en No Vida, así como en el negocio de reaseguro de Vida. El cambio anunciado hoy nos permite volver a centrarnos  en Australia y Nueva Zelanda, donde podremos ofrecer el mejor valor para el mercado y para los clientes de reaseguro”, concluye el comunicado.