La reaseguradora recuerda que, según el informe ‘Costes de la delincuencia en el ciberespacio’, realizado por el Instituto Ponemon, el pasado año más de 232 millones de registros de datos que contienen información personal fueron robados o comprometidos a nivel mundial, de los cuales cerca de 23 millones correspondía a registros relacionados con las personas en Estados Unidos. Los registros de datos robados pueden costar un promedio de 200 dólares (154 euros) por persona.

La reaseguradora apunta que las pólizas tradicionales de Daños y de Responsabilidad Civil no ofrecen cobertura para los ciberriesgos. “Es por eso que hay una creciente demanda en el sector empresarial de soluciones de seguros frente a esta situación de nuevos riesgos y sobre todo por su potencial inherente para la acumulación de pérdidas”, indica.

Dependiendo del diseño, las pólizas ahora pueden abarcar una amplia gama de pérdidas. Una firma de investigación de mercado británico avanza que el 30% de las principales empresas estadounidenses ya ha adquirido cobertura contra ciberriesgos, en comparación con solo el 5% de las empresas en Europa.

COMPARTIR