El consejero delegado del grupo, Nikolaus von Bomhard, destaca que los beneficios del pasado año se han logrado principalmente “por nuestra identificación y aprovechamiento de oportunidades de negocios rentables, respaldados por los sólidos cimientos de gestión de riesgo y suscripción disciplinada”.

Von Bomhard se muestra optimista con respecto a 2013: “A pesar de que la consolidación de las finanzas del Estado y el alto desempleo se traducirá en un menor dinamismo económico en muchos países industrializados, seguimos siendo optimistas para nuestro negocio”.

Asumiendo que los tipos de cambio de divisas permanezcan estables, el grupo prevé alcanzar este año sus primas brutas que oscilarán entre 50.000 y 52.000 millones. Los ingresos del segmento de reaseguro estarán entre 27.000-28.000 millones, mientras que para el seguro primario espera una facturación de 17.000 millones.

Para el reaseguro No Vida, el grupo tiene un objetivo de ratio combinado de alrededor del 94% de las primas imputadas netas. En los seguros primarios, dicho ratio se espera en el 95%, y alrededor del 100% en MUNICH HEALTH.