Los seguros Multirriesgo y las estrategias de las entidades del ramo ante el nuevo panorama económico acaparan la atención del número de esta semana de Actualidad Aseguradora. La desaceleración del sector de la construcción, la dificultad de muchas pymes por mantenerse en el mercado o la desconfianza general de los consumidores van a producir, en opinión de los directivos consultados, una contracción real del mercado de los Multirriesgo, al que las compañías parecen hacer frente con pautas encaminadas a ofrecer un buen nivel de aseguramiento a los clientes, con productos adaptados a las necesidades del asegurado, tanto en coberturas como en servicio.

En esta línea se expresa también Manuel Catalina, responsable del Departamento de Particulares No Vida-Reaseguro de HELVETIA SEGUROS, que en entrevista para este número de Actualidad Aseguradora aboga por la innovación y los nuevos servicios como vía para seguir creciendo en el ramo de Hogar. Reconoce que “seguramente, en este ejercicio y en los próximos, nos vamos a olvidar de crecimientos de dos dígitos y vamos a ver un aumento en el número de siniestros”. Por lo tanto, “si queremos crecer, tenemos que ser más imaginativos para poder ofrecer nuevas soluciones que cubran más necesidades de los clientes, además de mejorar las segmentaciones para que cada uno pague según su riesgo”, detalla.

Apuesta, además, por convertir el producto de Hogar en un contrato de uso habitual, no extraordinario, y que el cliente vea a la aseguradora “como un gestor integral del mantenimiento de su hogar”.

Industriales, tendencia a la baja en los precios

La visión sobre la situación de los seguros Multirriesgo se completa con otra entrevista, en este caso de Sebastián Montserrat, director de Suscripción de TOKIO MARINE EUROPE, que aporta su visión sobre los productos de Industriales. El mercado viene marcado por una tendencia en las tasas que continúa a la baja, llegando a “cotas impensables hace unos años”, señala Montserrat, si bien parece vislumbrarse “un ligero cambio al alza”. El impacto que la coyuntura económica está teniendo en esta modalidad “es la reducción de las primas de cartera a consecuencia directa de las disminuciones de los volúmenes de facturación”.