Para esta solución, la empresa resalta que cuenta con “un equipo de tramitadores altamente especializados en daños eléctricos que gestiona los siniestros integralmente, desde su declaración hasta el cierre. Además, la operativa con su propia red de profesionales permite optimizar el proceso de reparación, reduciendo los plazos medios de atención al cliente”.

Recuerda en este sentido que el número de siniestros por daños eléctricos de una aseguradora media es de 15.500, y que esta cifra se podría reducir un 5% con la gestión especializada en estos siniestros. Asimismo, apunta que el coste medio actual de un siniestro por daños eléctricos es de 100 euros, frente a los 67 que permite el tratamiento de experto.

DISCRIMINAR LA GARANTÍA Y REDUCIR LOS COSTES DE REPARACIÓN

Desde Multiasistencia se apunta asimismo que “en muchas ocasiones no se discrimina correctamente la garantía de la aseguradora, lo que dificulta la detección del fraude, aumenta los gastos logísticos (retirada del equipo, etc.) y ocasiona un trasvase de siniestralidad de la garantía del fabricante y distribuidor a la aseguradora. Nuestro modelo pone especial énfasis en la discriminación de las coberturas en la apertura del siniestro. A través de un meticuloso y protocolarizado sistema de doble filtro, tanto telefónico como presencial, se puede incrementar un 5% el ratio de rechazo, lo que supone gestionar un 5% menos de los siniestros. Esto unido a la aplicación de sofisticadas herramientas para el control del fraude–como la detección en tiempo real de la situación meteorológica- consigue reducir el fraude y generar sustanciales ahorros para la compañía”.

La solución diseñada por Multiasistencia pone igualmente el acento en un exhaustivo control de los costes de reparación, lo que, estima, “consigue reducir el coste de la reparación del siniestro en un 45%”. Esto –se concluye- es posible gracias a la agregación de volumen, baremos de precios y verificación exhaustiva de la reparación.

COMPARTIR