Esta es la visión de Moody’s que, eso sí, no espera grandes cambios en los modelos de negocio ni reacciones generalizada en los grupos designados como GSIIs, “porque estos aseguradores –indica la agencia- parecen en general para mantener suficientes colchones para cumplir con la nueva regulación”.

"En general, consideramos que la regulación para las GSIIs es positiva para los asegurados y, en menor medida, para los tenedores de bonos”, comenta Benjamin Serra, vicepresidente de la firma.