“Se debe diversificar más el riesgo”, defiende Montao. “La autoridad –explica-  solo permite invertir hasta 20% en valor extranjero. Ya hay afores que cuentan con la capacidad de invertir en otros mercados, por lo que se les debería dar la oportunidad de crecer”.

Argumenta que si el país cayera en una crisis, los fondos de las pensiones serían las más afectadas: “No se debe concentrar el dinero en un solo activo, porque si le pasa algo, truenas tu cartera. Hay que diversificar el portafolio en términos de protección, se debe buscar el balance entre riesgo y rendimiento”.

El Senado de la República discutirá en este periodo de sesiones la reforma a la Ley del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) en el que se considera modificar el régimen de inversión de las afores para que se les permita diversificar más sus inversiones. “Hacer crecer los rendimientos de las afores dependerá del control de riesgos que manejen”, expone el analista.

Comenta que, aunque la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) ha mostrado flexibilidad en las inversiones, en su opinión, aún no es suficiente para ofrecer los mejores rendimientos a las afores. Por ello, insiste en que dependiendo de la edad de cada trabajador se deben realizar las inversiones en diferentes instrumentos.

Además, critica que las afores dirijan la mayor parte de sus recursos en publicidad, en vez de usar dichos recursos en inversiones, pues es uno de los factores que impiden que se generen mayores rendimientos.

Por otra parte, considera que la posible concentración del mercado de afores no afectará a los trabajadores. “México es de los países que más afores tiene, ya que en países como Chile y Perú sólo cuentan con seis; mientras que en Uruguay existen sólo dos”, concluye.