Esta confirmación, según explica la agencia, refleja el “perfil de negocio muy fuerte” del grupo y la resistencia y relativa estabilidad de sus resultados operativos a pesar de las dificultades derivadas del entorno de muy bajos tipos de interés. “AXA también mantiene una sólida gestión del activo/pasivo y unas prudentes prácticas de reservas”, añade la firma que apunta, asimismo, la “muy fuerte” diversificación de negocios y geográfica como otro factor que sustenta sus calificaciones.

Por el contrario, advierte de que AXA se enfrenta al reto de proteger el margen de inversión en sus negocios de Vida, sobre todo en mercados como Alemania y Suiza, que son los más afectados por el actual entorno de tipos.

La perspectiva ‘estable’, por su lado, es sinónimo de la expectativa de Moody’s de que el rendimiento operativo de AXA seguirá siendo “resistente y relativamente estable en los próximos trimestres”.

COMPARTIR