Entre las razones que da la agencia, según informan los medios de país, es la inquietud en torno al ambiente operativo local‚ el cual afecta negativamente el perfil crediticio de las compañías. "Las reformas regulatorias de los últimos años han alterado el panorama para las compañías de seguros de Argentina"‚ explica Diego Nemirovsky‚ vicepresidente y autor del reporte. "Estamos particularmente preocupados por el ambiente operativo en el que se desempeñan las aseguradoras‚ el cual ha presentado gran volatilidad‚ con muchos cambios regulatorios"‚ aseveró.

“La reciente resolución que obliga a las aseguradoras locales a reasegurarse únicamente con entidades domiciliadas en Argentina es un claro ejemplo”‚ subraya Nemirovsky‚ debido a que aumentarán los costos de las aseguradoras y su apalancamiento técnico neto‚ y las expondrá a un mayor riesgo de contraparte. Un cambio regulatorio adicional requiere que las compañías de seguros repatríen sus inversiones extranjeras. “Esta medida ha afectado negativamente la calidad de sus inversiones y‚ al mismo tiempo‚ la estabilidad y calidad de sus resultados‚ así como también la adecuación del capital ajustado por riesgo de las aseguradoras”‚ añade Nemirovsky.

Por otro lado‚ Moodys también incluye en el reporte que el actual ambiente inflacionario de Argentina presenta un desafío para las compañías de seguros del país. Las aseguradoras patrimoniales podrían experimentar mayores pérdidas técnicas y un mayor apalancamiento técnico‚ lo cual dañaría su rentabilidad y adecuación de capital‚ mientras que la producción de seguros de vida y retiro serían afectados negativamente por la inestabilidad monetaria‚ condición clave para el futuro crecimiento de estos ramos.

En lo que respecta a las aseguradoras de riesgo de trabajo‚ la calificadora señala que el sector continúa con un ambiente de alta litigiosidad‚ con muchos demandantes que buscan compensaciones más allá de las previstas por el sistema.

Por último‚ la agencia asegura que si bien el nuevo marco legal esperado para este año debería ser positivo en materia crediticia para las aseguradoras‚ “el nivel de capitalización de las compañías seguirá experimentando una creciente presión‚ dado que la rentabilidad no ha seguido el ritmo de crecimiento de los riesgos suscriptos y exposición en general”.

COMPARTIR