Dicha modificación, a la baja, afecta a los porcentajes de subvención a aplicar a las líneas de seguro cuya suscripción comienza el 1 de septiembre, y que son las de frutales, cultivos herbáceos extensivos, olivar, uva de vinificación y frutos secos. El acuerdo no afecta a las pólizas contratadas en el módulo 1, que, cabe recordar, “ofrece garantías frente a todos los riesgos para atender pérdidas sufridas por un siniestro importante”.

El Gobierno estima que con esta reducción, que se sitúa entre 3 y 4 puntos porcentuales, se consigue un ahorro de unos 14 millones de euros, “necesario para conseguir el objetivo de estabilidad presupuestaria y corregir la desviación sufrida por el incremento de la contratación”.