Tradicionalmente, el seguro y el reaseguro utilizan datos históricos para evaluar las exposiciones al riesgo actuales y futuras. Pero, en el cambiante entorno actual, el pasado ya no es el mejor indicador de las futuras exposiciones de responsabilidad civil porque los riesgos son cada vez más complejos, globalizados e interconectados. Como resultado, las compañías aseguradoras deben desarrollar nuevas herramientas y enfoques prospectivos para evaluar mejor los riesgos futuros.

¿Qué es exactamente el modelaje prospectivo?

Los modelos prospectivos (FLM en inglés) sirven para anticipar los resultados futuros reflejando la mecánica y los procesos que llevan a siniestros de responsabilidad civil. Van más allá de una mera aplicación de la experiencia pasada y cuentan con la flexibilidad necesaria para evolucionar y tener en cuenta los cambios actuales y futuros. Como tal, permiten a las aseguradoras y reaseguradoras anticipar el impacto de un cambio o de una tendencia (como una nueva ley de reclamación colectiva o la inflación de los costos médicos) sin tener que esperar que surjan reclamos. Las compañías aseguradoras y reaseguradoras pueden usar el FLM para aumentar con confianza sus negocios en nuevos mercados y segmentos en donde posiblemente no tengan suficiente experiencia siniestral, por ejemplo, los mercados en crecimiento. También pueden tener un mejor entendimiento de como su cartera de seguros está expuesta a grandes eventos de responsabilidad civil.

Un nuevo paradigma en el sector

SWISS RE ha desarrollado un enfoque de modelaje prospectivo (FLM) único para hacer frente a los desafíos que resultan del cambiante entorno en los diferentes mercados de responsabilidad civil. Con la introducción de su modelo patentado Liability Risk Drivers™ (LRD), impulsa un cambio de paradigma hacia el modelaje prospectivo en el sector de responsabilidad civil. En lugar de basarse en las estadísticas de reclamaciones pasadas, Este innovador enfoque de modelaje LRD se basa en escenarios de pérdida. Aplica los escenarios a través del entorno (jurisdicción) específico donde se origina el riesgo (por ejemplo, la ubicación de las instalaciones o de los clientes) y observa los factores de riesgo, como el entorno económico o legal.

De esta forma, podemos representar y comprender el impacto de las nuevas tendencias sociales, tecnológicas y legales en las exposiciones de responsabilidad civil. El modelo requiere diferentes parámetros para funcionar de manera efectiva. La mayoría de estos, como el costo de vida, representan factores de riesgo y pueden ser observados, previstos y verificados de manera directa e independiente de cualquier experiencia siniestral general. Esto permite al modelo anticipar los efecto de cambios entre los "conductores de riesgo"(risk drivers) antes de que se traduzcan en pérdidas.

Comparación de los modelos tradicionales con los modelos prospectivos

Enfoques actuales para crear modelos

de responsabilidad civil

Modelos prospectivos (LRD)

Se basan en datos históricos: usan datos históricos para pronosticar eventos o comportamientos futuros.

Más allá de los datos históricos: LRD modela el proceso generador de siniestros con su cadena de causa-efecto y cuantifica el impacto de factores de riesgo externos clave y específicos del asegurado. Los datos históricos se utilizan para verificar los resultados del modelo.

Retrospectivos: pueden perder su poder predictivo cuando el entorno cambia y las variables que explicaban el pasado ya no son aplicables al futuro.

Prospectivos: LRD cuantifica los resultados futuros del negocio teniendo en cuenta las dinámicas económicas, sociales, jurídicas y tecnológicas.

Se adaptan con lentitud: tarda un tiempo hasta que los cambios se expresan en datos, lo que puede provocar un retraso considerable para captar los sucesos en el mercado.

Se adaptan rápidamente: la nueva información y los cambios futuros previstos se pueden incorporar de manera inmediata al modelo de cálculo.

 

La clave del éxito en los mercados en alto crecimiento

Los enfoques del modelaje prospectivo como LRD son particularmente relevantes para los mercados en alto crecimiento, ya que ayudan a las aseguradoras a considerar las transformaciones en los entornos de responsabilidad civil y a aprovechar las oportunidades de crecimiento en áreas de negocios nuevas con datos históricos limitados o nulos.

Actualmente, cuando un asegurador evalúa los riesgos de responsabilidad civil en Latinoamérica tiene en cuenta la experiencia siniestral del pasado (si está disponible), los límites asegurados, la jurisdicción, la actividad del riesgo asegurado y los productos que fabrica. Pero solo se consideran de manera incipiente o nula los factores relacionados con las reformas legales, las exposiciones emergentes, los trasfondos macroeconómicos, los estándares sociales, etc., de cada país. En algunos casos, la evaluación de la exposición de RC en los mercados de alto crecimiento, como Latinoamérica, puede resultar incluso más difícil, pues no se dispone de experiencia siniestral suficiente.

Sin embargo, al mismo tiempo, los regímenes de responsabilidad civil en evolución de Latinoamérica demandan una flexibilidad y adaptabilidad en los modelos y el costo que va más allá de los métodos tradicionales.

México: la evolución de los regímenes de responsabilidad civil en Latinoamérica

En enero de 2015, un camión cisterna de gas explotó y causó daños graves a un Hospital de Maternidad y a sus alrededores en la Ciudad de México. Muchos niños y adultos sufrieron lesiones corporales graves. Las indemnizaciones pagadas por los casos de pérdida de vida como consecuencia de este trágico suceso alcanzaron los MXN 4.2 millones por víctima. Si este siniestro hubiera ocurrido solo tres años antes, es decir previo a la modificación de la Ley Federal del Trabajo, las indemnizaciones por fallecimiento hubieran alcanzado niveles mucho más bajos. Los montos elevados pagados como consecuencia de la explosión reflejan las transformaciones en el entorno jurídico como social de México.

Dado que los regímenes de responsabilidad civil evolucionan de manera constante, podría esperarse que se produzcan más cambios similares en México:

  • Es probable que las indemnizaciones a causa de lesiones irreversibles aumenten en línea con los niveles crecientes de indemnizaciones por fallecimiento.
  • El concepto de siniestro se está ampliando para incluir componentes no pecuniarios, como el daño moral.
  • AMIS (Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros) y SEDESA (Secretaria de Salud en México) firmaron recientemente un importante acuerdo relacionado con el seguro de motor. Con este acuerdo las compañías de seguros reembolsarán al gobierno de la Ciudad de México los costos de la asistencia médica proporcionada en hospitales del Sistema Público de Salud a víctimas de los accidentes de tránsito cuando el responsable del daño o accidente cuenta con un seguro de motor (auto) vigente al momento del incidente. Este acuerdo podría sentar un precedente para otros estados de México y también para otras líneas de negocio.

Estas tendencias tan importantes no se limitan a los ejemplos de México mencionados arriba, sino que se pueden observar en varios mercados latinoamericanos. En Colombia, por ejemplo, se está debatiendo una reforma de la ley de responsabilidad civil para redefinir los niveles de indemnización e introducir nuevos conceptos de daños en los casos de responsabilidad civil frente a terceros.

Estas transformaciones ilustran la importancia de un enfoque prospectivo a la hora de evaluar los riesgos de responsabilidad civil en los mercados de alto crecimiento. En los entornos dinámicos como los de Latinoamérica, ya no es suficiente depender de las observaciones pasadas: el sector de seguros y reaseguros debe poder reaccionar rápidamente ante los cambios legales y sociales.

Predicción de las catástrofes de responsabilidad civil

Otro desafío para el sector de seguros y reaseguros es el hecho de que aún no comprende cabalmente la exposición de las carteras de responsabilidad civil a la acumulación de riesgos. ¿Cuál será el nuevo "asbesto"? ¿Cuándo sucederá y qué tan grande será? ¿Qué tan expuestas están las carteras de seguros? Formular modelos de catástrofes de responsabilidad civil y de la acumulación de riesgos resulta muy difícil porque la información de siniestros histórica (si existe) no indica realmente mucho acerca de las exposiciones futuras, y también porque continúan apareciendo nuevos riesgos. Las historias de siniestros son especialmente volátiles en esta área de alto impacto y baja frecuencia que está sujeta a cambios continuos. Al mismo tiempo, la necesidad de transparencia en torno a la acumulación potencial en las carteras de seguros de responsabilidad civil continuará creciendo a la par de la mayor interconexión y complejidad de los riesgos de responsabilidad civil.

Por lo tanto, una extensión clave de los enfoques prospectivos como LRD es predecir las catástrofes de responsabilidad civil, es decir, los sucesos que pueden provocar que las pólizas se afecten al activarse varias al mismo tiempo.

El enfoque prospectivo de las catástrofes de responsabilidad civil abre un área importante para el modelaje cuantitativo: el control de la acumulación de riesgos de responsabilidad civil y el direccionamiento de la cartera de seguros. Sin un enfoque estructurado, resulta muy difícil capturar los mecanismos que impulsan la acumulación de riesgos en términos cuantitativos. El enfoque del nuevo modelo de responsabilidad civil es similar al de los modelos de catástrofes naturales, los cuales facilitan el control de la acumulación de riesgos para el negocio de los seguros de bienes. Comprender una cartera de seguros permite a los suscriptores determinar las pólizas que se afectarán si ocurre una catástrofe de responsabilidad civil.

Una base sólida en mercados de cambio constante

Los enfoques de modelaje prospectivo como LRD brindan una base sólida para un negocio de responsabilidad civil sostenible, en especial en mercados de alto crecimiento y cambio constante. Con LRD, evaluamos nuestro riesgo y ayudamos a los clientes a identificar, cuantificar y fijar el precio de las exposiciones y acumulaciones en sus carteras de seguros. El enfoque prospectivo nos permite mejorar la selección del riesgo y genera una ventaja competitiva para SWISS RE y nuestros clientes estratégicos. Si trabajamos juntos, podemos administrar nuestras exposiciones de responsabilidad civil y hacer del mundo un lugar más resiliente. Juntos somos más inteligentes.