"Insurance Europe cree que el lugar apropiado para regular la conducta de las empresas y las normas de venta de productos de seguros de inversión es la IMD II, como se había propuesto inicialmente por la Comisión", dijo Michaela Koller, directora general de Insurance Europe. La discusión en detalle en el Parlamento Europeo sobre la IMD II ha tratado de mejorar la regulación en el mercado de seguros al por menor para el beneficio de los consumidores mediante la regulación de las prácticas de venta de todos los productos de seguros, incluyendo productos de seguros de inversión.

"La modificación de la IMD I es una solución provisional, ya que será reemplazada por la IMD II, que se está debatiendo en las instituciones de la UE. Esto puede hacer que la aplicación de las normas sea una carga innecesaria y costosa para las empresas y los intermediarios", dijo Koller.

Insurance Europe reconoce que el texto acordado en el diálogo a tres bandas sobre la MiFID II pretende lograr un compromiso adecuado y apoyar firmemente el enfoque que permita a cada Estado miembro decidir si se debe prohibir o restringir aún más la oferta o la aceptación de los honorarios, comisiones o beneficios no monetarios de terceros. No cree que cualquier sistema de remuneración deba ser preferido sobre otro. Este enfoque tiene en cuenta la diversidad de canales de distribución de seguros a través de Europa y está en consonancia con el principio de subsidiariedad.

La definición de los productos de seguros de inversión debe ser, sin embargo, consistente mediante la legislación sobre servicios financieros y debe ser establecido bajo el Reglamento de los Productos Preempaquetados de Inversión en sí. Por lo tanto, Insurance Europe tiene una gran preocupación por la inclusión de una definición en el texto.

Finalmente, Insurance Europe apoya la exención para los productos de pensiones, que no son comparables con otros productos de inversión, ya que son un tipo de producto de ahorro que proporciona un ingreso seguro para el retiro y ofrece un acceso limitado o nulo a estos ahorros durante la fase de acumulación. Es, sin embargo, decepcionante que no haya ninguna exención equivalente para los productos de seguros de Vida en los que no hay riesgo de inversión asumido por el tomador. Tal exención sería coherente con la legislación vigente de la UE, en particular con la Directiva de Solvencia II.