‘ACTUALIDAD ASEGURADORA’ (en adelante ‘A.A.’).- ¿Qué valores de los originales de A.M.A. se mantienen después de 50 años?

DIEGO MURILLO.- El espíritu sanitario. Es nuestra seña de identidad y no queremos renunciar a ella. Al principio éramos solo una mutua para médicos, farmacéuticos y veterinarios. Luego la abrimos a todas las profesiones sanitarias: enfermería, psicólogos, dentistas… Todos. Me impliqué personalmente para que diésemos ese paso. Había algunas voces discordantes que querían mantener cierto elitismo, pero yo entendía que ser una auténtica mutua requería la presencia y la participación de todos los profesionales. Así que decidimos seguir esa línea, y a estas alturas yo creo que sería inimaginable que nuestra mutua dejase fuera a un solo profesional sanitario.

 

‘A.A.’.- ¿Les beneficia o les perjudica ser una mutua?

DIEGO MURILLO.- Nos beneficia porque resume y representa nuestra especialización, y más dirigiéndonos a un colectivo tan particular. Estamos mejor dentro de una mutualidad. Es algo más personal, y define perfectamente nuestro compromiso y orgullo de pertenencia.

 

‘A.A.’.- ¿Y con la dimensión que tienen?

DIEGO MURILLO.- Estamos bien dimensionados, pero no nos conformamos. Según el Instituto Nacional de Estadística, en España hay unos 700.000 profesionales sanitarios colegiados. Nosotros tenemos algo más de 600.000 asegurados, incluidos profesionales y sus familiares. Así que tenemos una presencia muy significada, pero hay margen de mejora. Podemos y queremos crecer. Tenemos una oferta muy competitiva en precio respecto a una aseguradora generalista. Además, apoyamos la Sanidad española, tenemos una Fundación que ayuda a los colegios sanitarios, becas para los sanitarios que empiezan, hacemos labor social, como los comedores escolares en verano en algunas capitales, ayudamos con comida y atención a los refugiados. Ese valor mutual también forma parte de nuestra dimensión, y nos hace diferentes a todos los demás.

‘A.A.’.- ¿Cómo se ha desarrollado el ejercicio 2015?

DIEGO MURILLO.- No hay duda de que el país está pasando una crisis que ha repercutido en todos los ámbitos. Nuestro seguro más emblemático es el de Responsabilidad Civil Profesional, pero en términos de facturación el que más aporta es el de Autos. Desde 2008 la competencia en ese ramo ha sido feroz, y durante años con un volumen estancado en las matriculaciones de coches nuevos, lo que tampoco ha ayudado. Muchas compañías optaron entonces por entrar en una guerra de descuentos muy peligrosa, en la que también puede llegar a ponerse en riesgo el mismo sentido del servicio. Nosotros nos hemos mantenido fieles a la calidad, porque los profesionales sanitarios necesitan recurrir a su coche y demandan un servicio preferente. Por eso casi todos los estudios sectoriales colocan nuestros seguros de automóvil entre los mejores del mercado, así que algo habremos hecho bien. Hemos notado la crisis, pero hemos capeado el temporal, seguimos distinguiéndonos por la calidad de nuestros seguros de Autos, y ahora que el ramo ha virado en esa dirección, creo que podremos volver a ganar posiciones.

 

Nosotros nos hemos mantenido fieles a la calidad del seguro de autos, porque los profesionales sanitarios necesitan recurrir a su coche y demandan un servicio preferente. Por eso casi todos los estudios sectoriales colocan nuestros seguros de automóvil entre los mejores del mercado, así que algo habremos hecho bien

50 AÑOS DE HISTORIA EN PRIMERA PERSONA

A.M.A. surge de PSN cuando empieza el auge del automóvil en España. Hacia mediados de los 80 una normativa impidió que las entidades de Vida pudieran hacer seguros Autos y, entonces, se separó por imperativo legal de su aliada histórica. El Consejo tuvo que dividirse: unos cuantos se quedaron en PSN y otros se fueron a A.M.A. Diego Murillo estuvo entre los segundos. Dejó su cargo de vicepresidente en PSN e inició la aventura de lo que sería A.M.A. Los comienzos fueron difíciles, “porque no teníamos ni un listado de los mutualistas. Recorrimos España entera, y yo, como presidente del Colegio de Médicos de Pontevedra, tuve la oportunidad de explicar directamente nuestro proyecto al resto de presidentes de los colegios. Empezamos a crecer, hasta los más de 600.000 mutualistas y 600 empleados que somos actualmente”.

 Necesaria estabilidad y seguridad jurídica

‘A.A.’.- Y para 2016, ¿cuáles son las previsiones?

DIEGO MURILLO.- Vamos a ver qué pasa con el Gobierno. Esperemos que España sea un país con facilidades para invertir, que se mueva dinero,… Sería muy triste que cayéramos en una espiral tan peligrosa como la de Grecia. Hay preocupación en todos los estamentos. El sector financiero y empresarial siempre necesita estabilidad y seguridad jurídica.

 

‘A.A.’.- ¿Cómo ve para este año la situación general del mercado asegurador?

DIEGO MURILLO.- Se dice que, en épocas de dificultad, los seguros son más necesarios que nunca. A largo plazo es probable que sea así, aunque la incertidumbre política está enfriando los ánimos, y a medida que pasen los meses y sigamos igual, el riesgo tenderá a crecer cada vez más deprisa.

 

‘A.A.’.- ¿Y la situación del ramo de Autos?

DIEGO MURILLO.- No hay más remedio que subir primas, porque muchísimas compañías son deficitarias, en especial tras la entrada en vigor del nuevo baremo de accidentes. Nosotros supimos mantenernos al margen de esa espiral, pero en el sector Autos hay mucho déficit porque hubo mucha bajada de primas indiscriminada y excesiva con tal de captar negocio, y ahora, con el nuevo baremo, los gastos no dejan de aumentan. Nosotros ya estamos provisionando los siniestros con arreglo al nuevo baremo, y como siempre hemos apostado por la calidad tenemos buena parte de los deberes hechos.

 

‘A.A.’.- Ustedes han ampliado negocio hacia a otros ramos; el último ha sido Decesos. ¿Cómo les va?

DIEGO MURILLO.- Francamente bien. Tenemos ya varias pólizas colectivas, de distintos colegio de médicos y de veterinarios… En menos de un año hemos rebasado ya los dos millones de euros en primas.

 

‘A.A.’.- ¿Tienen previsto iniciar actividad en otros ramos?

DIEGO MURILLO.- La Asamblea de nuestras mutualistas decidió hace dos años que analizásemos nuevas vías, en concreto Decesos, Vida y entrada en Latinoamérica. Desde entonces hemos realizado los estudios oportunos, siempre con mucho rigor y cautela, analizando y planfificnado muy bien los pasos, y en eso estamos. Decesos y Ecuador son una realidad, y respecto a Vida seguimos adelante con los estudios.

 

‘A.A.’.- ¿Vida Ahorro podría ser el siguiente paso?

DIEGO MURILLO.- Como he dicho, es uno de los que estamos analizando. De hecho, los mutualistas nos piden que hagamos seguros de Vida. La tendencia es ofrecer de forma integral todos los seguros que un profesional pueda necesitar. Alguna empresa ya ha seguido el camino inverso al nuestro, de manera que nosotros también podríamos dar el paso y entrar en Vida. Claro que solo actuaremos cuando tengamos la absoluta certeza de su utilidad para los mutualistas, y cuando todos los estudios de simulación, viabilidad y desarrollo así lo determinen.

 

‘A.A.’.- Sobre ese sentido de integración del que habla, ¿cabe pensar a futuro en una fusión, integración o algún tipo de acercamiento con PSN, una empresa casi hermana con la que, cada cierto tiempo, se les suele asociar?

DIEGO MURILLO.- En principio, no. Ellos lo intentaron. En su momento, esa opción la llevé al Consejo de Administración, y dijo que no. Una opción así debería aportar valor añadido a cada parte, y no estoy seguro de que en las actuales condiciones podamos cumplir esa premisa.

 

‘A.A.’.- ¿No piensan en comprar alguna empresa?

DIEGO MURILLO.- Solo hay dos opciones: o bien compramos alguna compañía pequeña, y ante las nuevas exigencias europeas de Solvencia podría haber oportunidades en ese sentido, o bien solicitamos a la DGSFP autorización para operar en Vida. De hecho, ya se nos ha acercado alguna entidad, y a la vez también estamos valorando la posibilidad de solicitar la pertinente autorización a Seguros. Las dos opciones se están estudiando, pero no tenemos nada decidido.

MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA…

La mutua está realizando una gran apuesta en materia tecnológica. En la actualidad, están inmersos en un proceso de modernización y transformación digital “que ha facilitado mucho más la comunicación interna con los empleados, con las oficinas y también con los mutualistas”, afirma Murillo.

 

…Y PREPARADOS PARA SOLVENCIA II

Diego Murillo afirma que su entidad está completamente adaptada a los requerimientos de capital de Solvencia II. “El último resultado obtenido nos otorga un exceso de solvencia de 134,5 millones de euros, frente al  de 99 millones de euros anterior. Esto supone un incremento de un 36% motivado fundamentalmente por los beneficios obtenidos y en parte por una mejor calibración del riesgo. Hemos conseguido incrementar nuestro exceso de solvencia en un 72% en los últimos tres años”.

RC Profesional, ante todo

‘A.A.’.- ¿Qué productos son los que más valora el mutualista?

DIEGO MURILLO.- Los seguros de Responsabilidad Civil Profesional. Nuestro mutualista aprecia que nunca hayamos dejado este seguro desde que comenzamos a ofrecerlo, hace ya 22 años. Ni siquiera nos planteamos renunciar en la etapa en que se producían muchísimas denuncias, cuando la mayoría de compañías perdían dinero y se marcharon. Nosotros aguantamos, porque pensamos que nuestro compromiso sanitario nos obliga a permanecer, y siempre hemos respondido ante todos los procesos.

 

‘A.A.’.- ¿Cuántas reclamaciones de RC han tenido?

DIEGO MURILLO.- Pasamos de las 17.000, y habremos tenido éxito en vía penal prácticamente en todas ellas. Y en civil tenemos también unos resultados significativamente buenos.

 

‘A.A.’.- ¿Han notado que estén aumentando?

DIEGO MURILLO.- Las reclamaciones han aumentado mucho, quizá por la situación del país. La base de los seguros de Responsabilidad Civil siempre es garantizar los derechos de los pacientes que puedan haberse visto afectados. En eso estamos todos de acuerdo. Si a veces te cruzas con los propios abogados esperando en el mismo hospital una reclamación, entonces ya puedes tener más dudas. La litigiosidad no siempre es buena, sobre todo si situaciones prácticamente idénticas pueden tener resoluciones radicalmente distintas según cómo la interprete el Juzgado. En los casos más extremos, generalmente de tocólogos, las condenas pueden implicar unos 700.000 euros de indemnización. Hace poco en Málaga se llegó a los 2,3 millones de euros. ¿Qué prima puede cubrirte eso? En Estados Unidos, los especialistas del propio país están empezando a rehuir la atención en los partos, porque el coste del seguro no les compensa. En Francia empieza a suceder algo parecido. Y en esos supuestos el principal damnificado siempre es el paciente.

 

‘A.A.’.- Y en España, ¿podremos llegar a esta situación?

DIEGO MURILLO.- Si las cosas siguen como hasta ahora, yo desde luego no me atrevo a descartarlo.

 

‘A.A.’.- ¿Qué pasa con el baremo sanitario, que no lo han querido aprobar?

DIEGO MURILLO.- Le expresé públicamente mi decepción al ahora ministro en funciones. No puede ser que un grupo de trabajo de los doce mayores expertos en la materia lleve trabajando tres años para que luego sus recomendaciones se pierdan en algún cajón. ¿Qué presiones hay?

 

‘A.A.’.- A falta de un baremo sanitario, se tomará de referencia el de Autos…

DIEGO MURILLO.- Así es. A falta de otro, tomarán de referencia el de Autos, pero ahí no aparecen más de un centenar de enfermedades muy habituales, de manera que los jueces carecerán de referentes respecto a ellas. Una apendicitis mal operada no está reflejada en el baremo de autos. Si pensamos que el baremo específicamente sanitario estaba aprobado por las sociedades científicas, que todo el mundo había certificado su utilidad, incluido el Ministerio y, que al final ha quedado en papel mojado, solo puedes sentirte desalentado y muy decepcionado.

 

Nuestro mutualista aprecia que nunca hayamos dejado el seguro de Responsabilidad Civil Profesional desde que comenzamos a ofrecerlo hace ya 22 años. Ni siquiera nos planteamos renunciar en la etapa en que se producían muchísimas denuncias, cuando la mayoría de compañías perdían dinero y se marcharon

MUY ACTIVOS EN RSC

A.M.A. tiene una Fundación que, en opinión de Murillo, hace una labor extraordinaria. “Se ha formado un grupo de patronos con una percepción clara de lo que es una fundación, y estoy muy contento junto a todos ellos. Este año seguiremos otorgando casi un centenar de becas para internos residentes en distintas especialidades, con los convenios de los colegios, con las iniciativas suscritas con las Fundaciones del Real Madrid y del Atlético de Madrid. Y entre otras múltiples iniciativas, seguimos apoyando a la Asociación Síndrome de Down, y hemos firmado un acuerdo con Hospitales Madrid para que todos los niños necesitados puedan tener una resonancia con menos radiación. El 50% de este coste lo paga el hospital y el otro 50% nosotros, para que los niños no paguen nada”.

Directos al Colegio o al mutualista

‘A.A.’.- En materia de distribución, ¿plantean abrirse a otros canales?

DIEGO MURILLO.- En principio, no. He tenido mucha presión por el tema de corredurías, pero prefiero que sigamos dirigiéndonos directamente al Colegio o al mutualista.

 

‘A.A.’.- No paran de firmar acuerdos con colectivos profesionales médicos…

DIEGO MURILLO.- Tenemos más de 350 convenios firmados. Su utilidad es fidelizar a los asegurados y apoyar al Colegio y a sus colegiados. Son acuerdos anuales en los que se incluye una cantidad económica, a veces importante, para las actividades colegiales: cursos de formación, actividades de tipo médico, ocasionalmente iniciativas de motivación y tiempo libre

 

‘A.A.’.- ¿Cómo les está yendo en Ecuador?

DIEGO MURILLO.- Estamos empezando. El proyecto de América Latina comenzará a generar dinero en el cuarto o quinto año, aunque me da la impresión de que está yendo tan bien que podríamos acortar plazos. Hemos entrado muy bien. Hemos tenido el apoyo de gente importante. El embajador de España en Ecuador nos ha ayudado muchísimo, sobre todo en lo que respecta a la agilización de trámites, que en Latinoamérica son muy lentos. Ya tenemos delegación abierta y a pleno rendimiento.

 

‘A.A.’.- ¿Y qué acuerdos han empezado a llevar a cabo?

DIEGO MURILLO.- Hemos firmado acuerdos importantes; por ejemplo con la Universidad Católica, que es una póliza de 350.000 dólares. Hemos firmado también con algún hospital, también por cantidades importantes. Esperamos llegar este año a los 2,5 millones de dólares en primas. Es un excelente punto de partida.

 

‘A.A.’.- ¿Qué otros países latinoamericanos tienen en perspectiva?

DIEGO MURILLO.- Colombia podría ser el siguiente paso. Es cierto que todavía no tenemos nada en firme en el país, pero tenemos muchos estudios y contactos muy avanzados. Queremos ir con seguridad. También hemos tenido contactos con autoridades de Uruguay y Chile. Tiempo al tiempo.

 

‘A.A.’.- Usted ha pilotado el nacimiento de la nueva A.M.A., la etapa más complicada, el 50 aniversario… ¿Qué le queda por hacer?

DIEGO MURILLO.- Poco ya. Mi etapa aquí está acabando, si bien me siento orgulloso de haber tenido cada día la misma ilusión y compromiso. El relevo vendrá cuando sea el momento, quizá pronto. Nadie es imprescindible y, a veces, se necesitan ideas nuevas y gente nueva. El tiempo dirá cuándo.

COMPARTIR