Asimismo, las provisiones técnicas a cubrir, a 31 de diciembre de 2012, se situaron en 702 millones de euros. El montante total de los bienes aptos para su cobertura ascendía a 1.096,7 millones, lo que genera un superávit en su cobertura de 394,7 millones, superior en 50 millones a la obtenida en 2011.

Los responsables de la aseguradora destacaron ante la Junta que las cifras muestran “la notoria solidez de la gestión y la fortaleza patrimonial de la entidad”. En esta línea, el patrimonio propio no comprometido, a efectos de cobertura del margen de solvencia, ascendió en el año a 380,7 millones, siendo la cuantía mínima exigida de 52,2 millones, por lo que se dispone de un superávit de 328,5 millones, “un dato especialmente valioso que pone también de manifiesto el rigor y la solvencia a largo plazo del proyecto empresarial de MGS SEGUROS”, se enfatizó. Además, las inversiones totales de la aseguradora, según su valor de mercado, alcanzaron un volumen de 1.158,6 millones de euros, 11,2 millones más que en 2011, manteniendo criterios de prudencia, seguridad y rentabilidad en su gestión.

“La entidad cierra 2012 con resultados francamente buenos gracias, esencialmente, a unos resultados técnicos excelentes y a la buena evolución de la situación patrimonial. Para ello ha sido clave el mantenimiento del rigor técnico, la austeridad en el gasto y una gestión de las inversiones basada en la prudencia y la eficacia”, se valora, a modo de resumen, desde la aseguradora, que apunta también a la “amplia actividad en materia de Responsabilidad Social Corporativa” desarrollada en 2012, tanto desde la propia entidad como desde Fundación Mutua General de Seguros.