Las principales novedades se centran en la reducción de los precios en algunas de sus garantías y en el ajuste tarifario de acuerdo con la realidad de cada zona geográfica.

Además, se incluye la reclamación de daños al vehículo por hechos no derivados de la circulación, y se amplía el rango del capital de accidentes asegurable que queda establecido entre 5.000 y 50.000 euros.

También se mejora la Asistencia en Viaje, ofreciendo la cobertura de remolcaje desde el Km. 0 y ampliando el capital máximo por servicio. Asimismo, también aumenta el capital máximo para el servicio de rescate.

Por último, en la garantía de rotura de lunas, se suprime el límite de capital asegurado y se establecen dos modalidades de contratación: una con talleres concertados de lunas, “en la que se ofrece un precio aún más competitivo”, y otra con talleres de libre elección.

Para conocer más características de este producto, pinche aquí.

COMPARTIR