Sin embargo, la penetración medida como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), es baja, ya que el indicador se coloca en un 2,1%, cuando en países como Brasil y Chile el sector asegurador representa alrededor del 4,0% del Producto. Estos datos se desprenden del último Reporte sobre el Sistema Financiero presentado por el Banco de México y recogido por ‘El Financiero’.

La composición de los activos no ha cambiado en el último año, las inversiones, el reaseguro y los deudores de las aseguradoras representan, respectivamente, el 77,6%, el 7,9% y el 10,1% de los activos. En tanto que la utilidad neta sobre el capital del sector asegurador a junio de 2012 se ubicó en un 19,9%, con una mejoría con respecto al mismo mes del año anterior, cuando este indicador se colocó en 14,6%.

Según el Banco de México, los factores que determinan las utilidades de las aseguradoras son la emisión de primas, los rendimientos de las inversiones, los costos por la constitución de reservas, la adquisición de primas, la operación y el pago de siniestros. Asimismo, durante el segundo trimestre de 2012, las primas directas crecieron un 9,9% en términos reales. Este aumento se atribuye, en parte, a la mejora en la situación del sector real de la economía mexicana.

México es un país expuesto a muchos riesgos, derivados principalmente de fenómenos naturales catastróficos. Casi el 45% de las aseguradoras cuentan con seguros de daños especializados en casa habitación. Sin embargo, a pesar de esto, tan sólo el 4,5% de las casas habitación en nuestro país cuenta con algún tipo de seguro contra daños que le puedan ocasionar eventos como un incendio, inundaciones o terremotos.

COMPARTIR