Entre las características del producto cabe destacar la posibilidad de estar asegurado hasta edades avanzadas -85 años por fallecimiento y 65 años por incapacidad- y, además, se pueden incluir dos asegurados en una sola póliza. La suma asegurada será decreciente, en función del capital pendiente por amortizar de la hipoteca.

“Dada la incertidumbre que todavía existe en nuestro país, crear un producto que asegure el pago de la hipoteca de la vivienda, y que sobre todo, suponga un ahorro adicional, significa poner al cliente en el centro de la actividad de METLIFE, estar pendiente de sus preocupaciones, y cubrir sus necesidades principales”, comenta Óscar Herencia, director general de METLIFE en Iberia.