La aseguradora, a través de su matriz, ha realizado un estudio en Estados Unidos en el que analiza los cambios que ha experimentado el colectivo de las personas mayores, principalmente a nivel financiero. Entre otras conclusiones, se destaca que el 62% de los abuelos reconoce ayudar económicamente a sus familias, lo que tiene consecuencias negativas en sus propias finanzas, como dice un 34% de los encuestados. El 43% esgrime que esta situación se debe a la recesión económica.

 

 

 

Noticias relacionadas

METLIFE presenta su proyecto digital, para el que invierte un tercio de su presupuesto