El negocio en 2012 se desarrolló bien y para 2013 la meta es según explicaron tener “una madurez de puesta en marcha interesante, pudimos ver cómo funciona el sistema, y este año esperamos crecer un 20% más de lo que crecimos en 2012”. En 2012 la compañía superó las expectativas, ya que “teníamos una estrategia de negocio y pudimos demostrar que algo bien planificado puede tener excelentes resultados”. Los ejecutivos revelaron que están en todos los segmentos y que “rentas vitalicias no puede ser la excepción”, por ello, su meta de participación de mercado es que “en el mediano plazo queremos estar entre los tres principales actores del mercado en rentas vitalicias”.

Cuestionados sobre si los clientes de rentas vitalicias son los mismos de Sura o CAPITAL, subrayan que tiene un “mix” ya que “tratamos de que nuestros clientes sigan con nosotros. Por eso, tanto en el período de acumulación como en el de desacumulación es importante contar con toda la oferta. Aún así, para estar entre los tres primeros en rentas vitalicias estamos obligados a ser grandes dentro de Sura, así como afuera”.

Para Errázuriz y Valenciael riesgo de las rentas vitalicias se asocia con la longevidad “cada siete años las expectativas de vida crecen un año y eso sin duda significa un riesgo. Nosotros en particular tenemos estándares y exigencias en evaluación muy altas. Además, es una cartera nueva, por lo tanto tiene serias ventajas”.