Desde el grupo se subraya el incremento del 79% en el número de voluntarios con respecto al ejercicio anterior y del 49% en el número de actividades.

“Para MAPFRE el voluntariado no es una actividad complementaria, sino un programa indispensable alineado con la estrategia del grupo para cumplir nuestro objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas”, destaca Antonio Huertas, presidente de MAPFRE, quien asegura que “los voluntarios son agentes de transformación social en su entorno inmediato”.

En España, las actividades con mayor participación y más beneficiarios han sido el ‘Mercadillo Solidario’, celebrado en Madrid y que logró recaudar en un fin de semana más de 34.000 euros; ‘Alimentos con Corazón’, una campaña de recogida de alimentos celebrada en 28 ciudades españolas que recogió 13.000 kilos de alimentos; ‘Dibujando Sonrisas’, talleres de apoyo psicosocial en hospitales y casas de acogida; y ‘El Corazón de MAPI’, dirigida a los más pequeños con el objetivo de trabajar, a través de talleres de magia, valores como la solidaridad.

Abierto a otras entidades y empresas

La aseguradora avanza que su fundación, a través del ‘Programa Voluntarios’, además de gestionar el programa de Voluntariado Corporativo de MAPFRE, “abrirá próximamente una línea de colaboración con aquellas entidades o empresas que deseen ofrecer a sus empleados un plan de voluntariado, en especial, a las empresas que no puedan hacerlo por su propio tamaño, coste, conocimiento y especialización”.