En cifras, más de la mitad de los trabajadores en España sufre dolor de espalda, siendo un 86% de afectados el que asegura que las dolencias se agravan gradualmente debido a las condiciones laborales. Estos datos, recogidos por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, indican que el porcentaje de trabajadores afectados por el dolor de espalda se sitúa en un 50,3%, dolores que generalmente están propiciados por lumbalgias y/o ciáticas.

“Algunos de los factores de riesgo más habituales tanto en la aparición como en la perpetuación de esta molestia son el sedentarismo, los malos hábitos posturales, el sobrepeso y el estrés”, según explica Cristina González Rodríguez, fisioterapeuta de Blua de Sanitas Pymes Digital. La experta ofrece un decálogo de consejos para prevenir y controlar este tipo de dolencias. Así, detalla, habría que realizar diariamente estiramientos musculares y movilización articular durante aproximadamente 15 minutos al día, realizar actividad física de forma regular, prestar atención a la alimentación siguiendo unos hábitos alimenticios saludables, adoptar buenos hábitos posturales en los momentos de relajación, acostumbrarse a dormir en posiciones correctas, evitar movimientos bruscos al realizar gestos cotidianos como el sentarse y levantarse y mantener la higiene postural en el lugar de trabajo. Además, también es importante la postura tomada en los vehículos, puntualiza González Rodríguez.

En caso de dolor de espalda, para aplacarlo es importante aplicar calor suave en la zona dolorida durante no más de 10 minutos, para ayudar así a relajar la musculatura, si la molestia persista, es necesario acudir al fisioterapeuta. "En consulta el profesional no solo aliviará los síntomas de dolor, sino que proporcionará una rutina pautada y regular de ejercicios para controlarlo y evitar su reaparición", detalla la aseguradora.