Además, un 4,4% de los eventos se derivaron de la cobertura de Responsabilidad Civil y un 3,6%, por incendios. El 14,5% restante está relacionado con otra naturaleza.

Por importe siniestral, los daños por agua supusieron el 34,8% del total, mientras que robo acaparó el 16,4% e incendios el 11,9%. La asociación también apunta, respecto a los importes medios por siniestro, que los de accidentes personales alcanzaron 2.103 euros, por 1.105 euros de los de incendios y 733 euros, de los de robo.