Entre estas firmas se encuentra MAPFRE, una de las que más ha aumentado su aportación a los planes de pensiones de sus consejeros en la primera mitad de año, destinando 1,74 millones de euros a cubrir sus compromisos por pensiones, es decir, un 171,88% más para asegurar la jubilación de sus administradores frente a los 640.000 euros que destinó el año pasado a esta partida. La entidad presidida por Antonio Huertas ha aumentado un 59,13% la retribución que recibe su Consejo, hasta los 8,8 millones de euros, por la mejora del componente variable, según la información que hoy publica El Economista.

El aumento de las aportaciones a las pensiones de los consejeros del Ibex les ha llevado a ganar un 2,34% más en el primer semestre, hasta los 146,05 millones; sin embargo, sin esta partida habrían ganado un 1,16% menos, hasta 134 millones, por las mejores variables y falta de extras. Esto a pesar de que, en total, las 35 firmas que cotizan en el Ibex redujeron un 1,16% el concepto retributivo de su Consejo, hasta los 134,14 millones.

A finales de 2015, las grandes cotizadas tenían 343 millones reservados para asegurar la jubilación de algunos consejeros. Los compromisos por pensiones acumulados hasta junio de este año aún no se han actualizado ya que la mayor parte de las empresas no publica esta información al primer semestre.