“Hay dos vertientes: las empresas que han apostado por el éxito adaptándose a los frecuentes cambios, y las empresas que decidieron quedarse rezagadas”. Para el presidente de VNP CORRETAJE DE SEGUROS, estas son las dos posturas que las compañías de seguros pueden adoptar ante el actual escenario cambiante. Naranjo comenta que uno de los mayores problemas del mercado asegurador es la obtención de divisas, intensificado estos últimos cuatro años, y que ha hecho que se retomen prácticas de negocios como el coaseguramiento.

Según indica, las compañías que se decidieron por la primera vertiente lograron crecer, mientras que las otras han decaído en el ranking asegurador. “Todo depende de quién esté al frente del negocio”, explica al justificar las “acciones que tal vez pudieran calificarse de temerosas y que han tenido repercusiones inmediatas”, según se hace eco ‘Entorno Inteligente’.

A su juicio, muchas compañías no pueden acudir al reaseguramiento externo, por lo que se asume el reaseguro como grupo. “Las consecuencias: no hay muchas alternativas para el reaseguro y hay menos capacidad para asumir riesgos grandes”. También ha habido un descenso en el número de aseguradoras extranjeras debido al temor por el riesgo país y la imposibilidad de repatriar sus ganancias. “En un momento llegamos a tener cerca de 10 aseguradoras internacionales en el país, ahora no superan las cuatro. Y si sumamos a ello las continuas modificaciones a las normativas, las fuertes supervisiones y la obligatoriedad en la venta de planes de salud” se podría decir que el sector está en alerta.

COMPARTIR