"A pesar de que los principales minoristas y proveedores con producción en Bangladesh llevan décadas trabajando para mejorar las condiciones laborales en el país, el incidente del Plaza Rana debería servir para fortalecer la gestión de los riesgos que afrontan estas organizaciones, especialmente los relacionados con su plantillas, dedicando mayores esfuerzos a su supervisión, vigilancia y mejora continua", asegura Tracy Knippenburg Gillis, director global de Riesgo Reputacional y Gestión de Crisis de Marsh Risk Consulting. "Las empresas y sus proveedores deben identificar y entender mejor sus exposiciones al riesgo operacional y de cadena de suministro, reformar y fortalecer las prácticas de seguridad y salud para su fuerza de trabajo, así como sus procedimientos de gestión de crisis y resiliencia de su reputación", añade.

Además de considerar cuidadosamente su aproximación al riesgo reputacional, su capacidad de gestión de crisis, y la resistencia de su cadena de suministro, MARSH recomienda a las empresas de Retail “que se centren en mejorar sus esfuerzos de transparencia y cumplimiento normativo, a través de la estandarización de sus procesos de auditoría en las fábricas, y de la mejora de los contratos con los proveedores locales”. Esto se traduciría en “inspecciones más frecuentes y sin previo aviso, una mayor participación de los trabajadores en las auditorías de fábrica, y cláusulas de penalización más estrictas en caso de no cumplir con los requisitos de seguridad laboral”.