En la nota de prensa, Kirshner, tras dar la bienvenida a los equipos de suscripción, siniestros y servicios de atención al cliente de la entidad comprada, “que nos permitirán ampliar tanto nuestra oferta de productos como nuestro alcance geográfico”, avanza que “incorporaremos dos nuevas líneas de negocio a nuestra compañía, MARKEL GLOBAL INSURANCE (grandes cuentas) y MARKEL GLOBAL REINSURANCE, que se sumarán a nuestras actuales líneas MARKEL SPECIALTY, MARKEL WHOLESALE y MARKEL INTERNATIONAL”. Reitera además que la adquisición no debería causar ningún tipo de inconveniente ni a corredores ni a clientes, que “seguirán tratando con las mismas personas con las que trataban antes. Esperamos seguir ofreciendo a nuestros clientes el mismo nivel de servicio al que están acostumbrados: más grandes, pero igual de eficaces".

“Gracias a nuestro mayor tamaño –concluye-, con aproximadamente 23.000 millones de dólares (17.726 millones de euros) en activos totales y 6.000 millones (4.624 millones de euros) en fondos propios, creemos que estaremos bien posicionados para aprovechar un amplio abanico de oportunidades rentables, tanto en el negocio asegurador como en el de inversiones”.