Se trata de una propuesta integral de servicios para la prevención, tratamiento y aseguramiento del ciberriesgo. El trabajo de asesoramiento de MARCH JLT se basa en una auditoría de los sistemas y medios de protección de la empresa en cuestión y, posteriormente, en el diseño de la mejor cobertura adaptada a cada cliente.

La póliza ofrece cobertura a nivel mundial gracias a la red de oficinas de MARCH JLT, presente en más de 130 países. Cubre daños propios; daños a terceros; cibersabotaje o hacking; actos malintencionados; error humano; virus informáticos; coste del uso no autorizado de los sistemas de información y canales de red; fallo o subida del suministro eléctrico; denegación del servicio; y perturbación magnética o daño directo del rayo.

Esta solución aseguradora “surge de las necesidades actuales de la sociedad, donde un ataque cibernético puede poner en peligro uno de los activos más importantes de las compañías: la información (tanto datos personales como información confidencial). La pérdida de información contenida en cualquier base de datos, las amenazas que representa el ‘cloud computing’, una denegación de servicio o la desconfiguración de una red informática, suponen un ciber-riesgo que puede provocar un importante daño al negocio y a la imagen de una firma”, explica la compañía.

El nuevo seguro está dirigido a empresas que manipulen y almacenen datos de forma habitual, como aquellas de sectores tales como el sanitario, ocio, hostelería medios de comunicación, telecomunicaciones, servicios profesionales o comercio exterior, entre otros.

Para Ángel Salmerón, experto en Ciberterrorismo de MARCH JLT, “este seguro responde a una clara necesidad del mercado. Cada día es mayor la información valiosa que las empresas manejan en sistemas informáticos y, por tanto, mayor el riesgo al que están expuestas. La pérdida de información contenida en cualquier base de datos o las amenazas que representa el ‘cloud computing’ puede provocar un daño irreparable a la cuenta de resultados de una empresa. Con este producto tratamos de contrarrestar estos riesgos”.

Cobertura de daños propios
Cubre los gastos derivados de la pérdida de datos y cualquier reclamación de la Agencia de Protección de Datos.

- Gastos de recuperación de datos.
- Gastos extraordinarios.
- Gastos de restitución de imagen pública, de la sociedad y de las personas responsables de la misma.
- Honorarios de consultores especializados.
- Descontaminación de virus informáticos.
- Pérdida de beneficios por fallos de seguridad en las redes: la pérdida del beneficio neto del asegurado que resulte de una interrupción material en sus redes como consecuencia de un fallo de seguridad.
- Costes de investigación e indagación y notificación.
- Multas y sanciones de la Agencia de Protección de Datos.

Cobertura de daños a terceros
Cubre las reclamaciones realizadas por un tercero debido a una vulneración de datos, tanto de carácter personal como corporativo.

- Vulneración de los derechos de intimidad.
- Vulneración de los sistemas del asegurado.
- Incumplimiento de la obligación de confidencialidad.
-Vulneración de los derechos de propiedad.
- Transmisión de virus informáticos.
- Injurias y calumnias.

Asegurado
- La sociedad.
- Administradores, socios, directivos, incluyendo al responsable de seguridad, de cumplimiento y de la asesoría jurídica.
- Empleados de la sociedad.
- Cónyuge o pareja de hecho, así como el heredero, legatario y/o albacea.

Características de la póliza y capacidades
- Capacidades disponibles hasta 35.000.0000 de euros para daños propios y 15.000.000 para daños a terceros.
- Sublímites amplios.
- Retroactividad.
- Franquicias adaptadas a cada riesgo.
- Cobertura mundial.

Perfil de cliente
Cualquier empresa que recopile, utilice, manipule o almacene datos, entre otras, empresas pertenecientes a los siguientes ámbitos y sectores:

- Sanitario u hospitalario.
- Ocio, hostelería, turismo, transporte de viajeros, líneas aéreas.
- Medios de comunicación, telecomunicaciones, educación, publicidad, telemarketing o ‘call centers’.
- Compañías de servicios de outsourcing.
- Servicios profesionales y de Internet.
- Sector inmobiliario, construcción, comercio, minorista/mayorista.