Este año la iniciativa ha llegado a 10.000 niños y ancianos de diversos centros de acogida y residencias en distintos puntos de España.

Los empleados de la correduría han hecho llegar a cada niño un regalo en Navidad. Desde la entidad se resalta el éxito de la iniciativa y detallan que se trata, entre otros, de niños en hogares de acogida, niños que han sido separados de sus familias o que se les ha quitado la tutela a sus padres, niños que viven con sus madres en la cárcel o en pisos de acogida, niños de familias desestructuradas o con grandes necesidades económicas.