El acuerdo entre ambas entidades, tal y como recuerda hoy Expansión, estableció que en 2017 se evaluaría cómo se ha desarrollado la marcha del plan de negocio incluido en el acuerdo por el que la aseguradora y el banco crearon en 2007 BANKINTER VIDA.

Una vez que finalice la evaluación, se determinará si MAPFRE tiene que pagar a Bankinter el importe acordado, fijado en hasta 20 millones más intereses, cantidad que se desembolsará este año. Este será el segundo examen que realizan ambos socios a su alianza en BANKINTER VIDA. El primero fue en 2012 y concluyó que se había cumplido el plan de negocio prefijado, con lo que la aseguradora desembolsó 24,2 millones de euros.