El presidente de la aseguradora, Antonio Huertas, ya adelantó en la presentación de resultados del grupo de 2012 que en dicha ampliación de capital, su participación se diluiría en lo que correspondiera. El grupo ya contabilizó en sus cuentas del pasado año provisiones totales por valor de 404,8 millones de euros con las que cubrir las depreciaciones de sus participaciones, tanto en Bankia como en CATTOLICA, así en activos inmobiliarios, algunas inversiones financieras y la desinversión en deuda griega.

Cabe recordar que Bankia sigue manteniendo una participación del 15% en el capital de MAPFRE, correspondiente a Caja Madrid, si bien la entidad financiera debe desprenderse de ella en un plazo de cinco años en el marco del plan de ayudas de Bruselas.