De esta manera, mantendría una cifra de resultados prácticamente similar a la de 2017. Las ganancias esperadas para el año permitirán al grupo mantener su compromiso con los accionistas con un dividendo que se mantendrá en el rango del 50-65% en payout.

Mata ha reconocido que el efecto de la depreciación de divisas que ha impacto en los ingresos del grupo hasta septiembre se mantendrá hasta final de año, pero de forma más moderada. Lo que pueda ocurrir en 2019 es difícil de concretar, pero se ha confiado en que, a largo plazo, el dólar tenga capacidad para compensar la evolución de las divisas de los países emergentes, como ha venido ocurriendo con anteriores a 2017.

Respecto a América Latina, una de las áreas en las que más se deja sentir el efecto de cambio de divisas, la aseguradora se muestra cómoda con su presencia en la región y espera que el nuevo Gobierno brasileño dé estabilidad a la situación económica del país y mantenga la seguridad jurídica y las bases para favorecer la actividad económica, una esperanza que Mata ha hecho extensiva a Argentina y México.

Mejora del ROE, hasta el 9,2%

Sobre las cuentas hasta septiembre (cuyas principales magnitudes avanzamos ayer), Mata ha expresado la satisfacción por lo obtenido: “Hemos vuelvo a demostrar la capacidad de generar resultados en unas circunstancias diversas como las actuales”. En particular, ha destacado la evolución de los ratios de rentabilidad.

Así, citó el ratio combinado, que fue del 98,1% (-0,7 puntos porcentuales), destacando Iberia (93,8%) y MAPFRE RE (94,5%) y con mejoras en casi todas las unidades (salvo Brasil y Euroasia). En cuanto al ROE, es reseñable que América Latina (en esta ocasión por plusvalías por la venta de un inmueble en Chile), MAPFRE RE e Iberia presentan ratios de dos dígitos (16,6%, 136% y 12,1%, respectivamente), estas dos últimas unidades, además, de forma continuada en el tiempo. A nivel de grupo, el ROE es del 9,2%, tras haber aumentado en dos puntos.


Continuismo en el próximo plan estratégico

En cuanto al nuevo plan estratégico que la entidad prepara para los próximos tres ejercicios (2019-2021), se anunciará en la próxima Junta de Accionistas de marzo de 2019, pero Mata ha anticipado que es “continuista”, por lo que se basará en el objetivo del “crecimiento rentable” y pondrá el foco en la transformación de los negocios y en la innovación.

Mata ha confirmado la existencia de un acuerdo no vinculante con SANTALUCÍA para el desarrollo conjunto de sus respectivos negocios de servicios funerarios. Tal y como indicó hace unos días a la CNMV, de llevarse adelante el acuerdo, MAPFRE poseería una participación no mayoritaria en una sociedad conjunta (controlada por SANTALUCÍA) en la que se llevaría a cabo la integración.


 

Noticias relacionadas

MAPFRE gana un 9,7% menos el pasado año por el impacto de las catástrofes naturales