Los resultados del cuarto trimestre experimentarán una mejoría relativa derivada de la apreciación del dólar y del real brasileño. Brasil representa el 23,75% de la facturación por primas del grupo. Por su parte el negocio en España debería mantenerse fuerte, sostienen los expertos.

“Será importante ver cómo ha evolucionado el negocio de Autos, que pesa mucho en España, y si continúa la fuga de asegurados que se viene observando trimestre a trimestre, con caídas entre el 0,5% y el 0,6%, en un contexto en el que MAPFRE supuestamente no está interesada en entrar en la guerra de tarifas”, comenta Esther Castro, analista de Sabadell. Esta experta estima que el beneficio de la aseguradora en 2016 podría llegar a 767 millones, mientras que los ingresos por primas se situarían en 22.230 millones.

La mayor inquietud reside en la ratio combinado, añade Castro, que calcula el efecto de la siniestralidad y los gastos sobre las primas, que presente el negocio de Brasil, donde, por otro lado, “todo apunta a que va a ir muy bien porque ha dejado atrás la recesión. La mayor actividad por esa recuperación se puede trasladar a una mayor siniestralidad. En el Investor Day de noviembre reiteraron que quedará en el 92%, pero creo que estará por encima”.

 

COMPARTIR