Se comercializarán tanto productos propios como de otras entidades, lo que permitirá ofrecer cualquier tipo de solución de inversión, desde fondos nacionales e internacionales, a planes de pensiones, pasando por valores, bonos, opciones o carteras recomendadas. Concretamente, el cliente tendrá acceso a una plataforma con una oferta de más de 15.000 fondos.

La comercialización se realizará a través de la red propia de la compañía, a la que se suma una oficina específica inaugurada ayer en Madrid (que va a contar con 16 profesionales) y otra más prevista próximamente en Barcelona. Asimismo, el proyecto contempla la apertura de nuevas oficinas de gestión patrimonial en otras ciudades de España conforme se desarrolle el negocio.

Entre los servicios que ofrecerá Mapfre Gestión Patrimonial se incluyen carteras perfiladas, gestión discrecional de carteras, planificación financiera, análisis de mercados, plataforma de fondos de inversión y pensiones, seguros de ahorro y bróker online.

“En un entorno altamente bancarizado, MAPFRE mantiene su visión de compañía aseguradora y su compromiso de asesoramiento integral al cliente”, explica José Manuel Inchausti, CEO de la aseguradora para el Área Territorial Iberia. “Vamos a hacer gestión patrimonial con una arquitectura abierta, es decir, buscaremos siempre la máxima rentabilidad para el cliente, independientemente del emisor del producto financiero”, indica.

 

Noticias relacionadas

MAPFRE lanza un plan de pensiones gestionado por Carmignac

COMPARTIR