En España, la donación de sangre se realizará en su sede corporativa de Majadahonda (Madrid) y en otros centros de la compañía en la capital, así como en múltiples centros de trabajo en Alicante, A Coruña, Barcelona, Bilbao, Las Palmas, Madrid, Málaga, Oviedo, Palma de Mallorca, Sevilla, Tenerife, Valencia, Valladolid o Zaragoza, entre otros.

Esta acción se enmarca en el programa de voluntariado corporativo del grupo y en 2016 aportó reservas de sangre para más de 2.000 personas. Además, la campaña, que refuerza el compromiso de los empleados con la sociedad, también tiene como objetivo contribuir a aumentar las reservas de sangre que son especialmente necesarias en el periodo vacacional.

Los empleados de MAPFRE en Filipinas serán los que inicien esta campaña, poco después se unirán los trabajadores de la aseguradora en China, después los de Europa y así hasta completar 24 horas de donación, pues esta campaña continuará en los países de América, como Estados Unidos, Uruguay, Perú, Panamá, El Salvador o Chile, entre otros. Además, la sede de MAPFRE en Paraguay centralizará las donaciones recibidas al Programa Nacional de Sangre del Ministerio de salud pública y bienestar social de ese país.