Se puede contratar a partir de 3.000 euros y ofrece una rentabilidad mínima del 2,5% siempre que dicho índice no caiga más de un 30%. “Este seguro de Vida Ahorro es una alternativa de inversión en renta variable que permite diversificar los ahorros del cliente ofreciendo una rentabilidad superior a la que brinda el mercado para corto plazo”, afirman desde la entidad.

Este producto, que dispone de un capital garantizado en caso de fallecimiento, puede contratarse en cualquiera de las alrededor de 3.000 oficinas de MAPFRE hasta el próximo 21 de julio o hasta agotar existencias.