Estas pólizas incluyen, entre otras coberturas, los daños derivados de accidentes de tráfico causados por especies cinegéticas, los daños ocasionados por empleados (ojeadores y secretarios) y defensa jurídica. Además, en las tres modalidades se incluye la Responsabilidad Civil subsidiaria por daños causados por personas autorizadas a cazar dentro del coto.

En el caso de 'Coto MAPFRE Premium', también se incluyen “coberturas para las sociedades de cazadores,  entre ellas los daños causados por los socios durante la práctica de esta actividad de ocio, dando así respuesta a las demandas más solicitadas por este colectivo. Asimismo, incorpora cobertura de responsabilidad imputable al titular del coto como consecuencia de accidentes por disparos, daños causados por perros de caza o rehalas, entre otras”, informa la aseguradora.