De forma trimestral, sus costes son de 40 euros (de los 18 a los 39 años), de 125 (entre los 40 y los 54) o de 300 (de 55 a 70). “El precio del seguro no sube mientras el cliente se mantenga en el mismo tramo de edad”, aclara MAPFRE, que con este seguro quiere llegar a los más de tres millones de pymes que representan más del 95% del tejido empresarial español.

Además de garantizar un capital de 100.000 euros en caso de fallecimiento por cualquier causa e invalidez permanente y total derivada de un accidente, ofrece a los trabajadores un complemento a las prestaciones de la Seguridad Social en caso de viudedad, orfandad e invalidez. Asimismo, remarca la aseguradora, “da una respuesta eficaz a los compromisos por pensiones que tenga que afrontar el empresario”.