MAPFRE ha iniciado ya el proceso de integración de sus filiales en Estados Unidos, un año después de cerrar la compra de THE COMMERCE. El objetivo, según Expansión, es “lograr una correcta gestión de los negocios de esta zona”, confirma Andrés Jiménez, presidente de MAPFRE INTERNACIONAL.

En Estados Unidos su negocio se centrará en particulares y PYMES, pero “es evidente que antes de poder hacerlo es necesario enmarcar las operaciones en una adecuada estructura societaria”, explica el directivo, quien confía en que “este año podamos avanzar en este proceso y que la integración concluya en 2009-2011”.

Otro de los aspectos que detalla Andrés Jiménez es que “esperamos que la homogeneización de los sistemas de gestión entre las entidades facilite la comercialización de productos, suponga una mayor dimensión en las campañas comerciales y aporte una mayor capacidad para impulsar acuerdos como el actual con el American Automobile Association”.