mapfre lactancia

“Para muchas mujeres, el retorno al trabajo supone el fin de la lactancia materna. Por ello, la entidad quiere colaborar para que las empleadas en periodo de lactancia que lo deseen puedan continuar con ella. La sala garantiza la extracción de la leche en un ambiente íntimo y cómodo, asegurando, además, su adecuada conservación. Está previsto que con esta iniciativa se beneficien en torno a 40 madres cada año”, explica la compañía en un comunicado.

Según Eva Rodríguez, subdirectora de Salud y Bienestar de MAPFRE, el objetivo es que la sala también pueda utilizarse como aula para charlas formativas e informativas y como espacio de encuentro para empleados que forman grupos de apoyo (enfermedades, discapacidad, temas de familia,…).