El cambio, se resalta, “permitirá a los equipos en estos países disponer de capacidad de suscripción de riesgos y de decisión en la tramitación de siniestros a nivel local, y contar con una estructura de administración reforzada”.

El presidente de la entidad, Alfredo Castelo, ha explicado que “desde nuestra creación estaba clara la necesidad de incorporar a Europa como un objetivo de nuestra expansión internacional. Queremos añadir a nuestra cartera de clientes las principales compañías y multinacionales europeas. Con estas actuaciones pretendemos impulsar nuestra estrategia de desarrollo e internacionalización -que inicialmente se centró en acompañar a las empresas españolas en su expansión en Latinoamérica- para seguir fortaleciendo la cultura de la entidad e incorporar clientes y profesionales del mercado europeo”.

Este proceso de expansión en Europa se vio reforzado en 2012 con la apertura de una nueva Oficina de Representación en Italia.