Este incremento en el dividendo con cargo a los resultados del ejercicio 2013 supone que el grupo abonará 0,13 euros por acción, un 18% más que el pagado con cargo a los resultados de 2012, y confirma “el compromiso con nuestros accionistas. Hemos tenido el segundo pay-out (50,6) más alto de nuestra historia”. Así, se abonarán más de 400 millones como dividendo a cargo de los resultados del pasado ejercicio.