Las obras comenzarán este mismo otoño en un terreno de más de 160 hectáreas al suroeste de Toledo. Está previsto que el parque se inaugure en la primavera de 2021, si bien el año que viene comenzarán las actividades mediante un primer espectáculo nocturno. A partir del año 2021, el parque irá aumentando progresivamente su oferta de espectáculos, áreas de restauración y actividades de artesanos y culminaría, de este modo, un primer ciclo de inversiones en 2028.

"MAPFRE ya anunció su interés en apostar progresivamente hacia inversiones alternativas con potencial de rentabilidad para el grupo. Entrar en este proyecto hace posible combinar ese objetivo de diversificar gradualmente nuestro balance con inversiones alternativas en un entorno de bajos tipos de interés, con nuestro compromiso social de contribuir al desarrollo y a la creación de empleo allí donde estamos presentes", ha declarado Antonio Huertas, presidente del grupo.

Estimaciones

Se calcula que durante estos 10 primeros años se estima que se creen más de 3.300 empleos, directos e indirectos, con un impacto económico positivo en la región que debería superar los 300 millones de euros. Se ha elegido Toledo por su papel como uno de los lugares primordiales en la Historia de España, por contar con una ventajosa situación geográfica, a tan solo 55 minutos de Madrid, y disponer de grandes facilidades de acceso.

El proyecto está concebido igualmente para generar un impacto ecológico positivo. A imagen y semejanza de Puy du Fou en Francia -uno de los más visitados de Europa y elegido dos veces el mejor parque del mundo-, en el que está inspirado, estará totalmente integrado en el entorno natural.

Premio por el análisis sobre ageingnomics para resaltar el valor del envejecimiento

Por otra parte, MAPFRE y la Deusto Business School han recibido el premio a la colaboración universidad y empresa que concede el diario económico Merca2 con Bloomberg. La directora general de Relaciones Externas de MAPFRE, Eva Piera, junto a Iñaki Ortega, director de Deusto Business School, recogieron anoche el reconocimiento en una gala en Madrid.

El jurado valoró concretamente el análisis impulsado por ambas organizaciones bajo el concepto ageingnomics para convertir la longevidad en un concepto positivo. La iniciativa recalca la dimensión económica como una oportunidad para el desarrollo, usando el neologismo ageingnomics, que surge de la unión de envejecimiento y economía, en inglés.

Las características de ageingnomics ponen en positivo esta economía de las canas desde múltiples vertientes: estimular a que las empresas comiencen a valorar el talento sénior, redundar en un mayor bienestar de los mayores dotándoles de mayor autonomía, y mostrar las oportunidades y retos reales que esta realidad demográfica plantea, especialmente si se une a la preminencia de nuevas tecnologías.