El diario apunta también que el abogado de tres familias, Carlos Villacorta, ha expresado la indignación de los afectados ante una oferta que consideran "insultante", a la vez que recuerdan que la aseguradora obtendrá este año unos beneficios de 1.000 millones de euros. Villacorta ha precisado que sus clientes han interpuesto una demanda civil, que tramita el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Barcelona, contra Spanair, como transportista, y contra MAPFRE, como aseguradora, para plantear sus reclamaciones. El letrado tacha además de "obsoleto" el baremo de indemnización de accidentes de tráfico, que es el sistema de valoración utilizado para calcular los importes indemnizatorios, que da como resultado la referida cantidad de 12,7 millones de euros. A su juicio, dicha cifra "está fuera de lugar" y busca "seguir engordando la cuenta de resultados de la aseguradora", dado que "el baremo no tiene en cuenta el sufrimiento de los familiares por las dificultades de identificación de los cadáveres, el luto, las secuelas del duelo o la pérdida de relaciones afectivas, de distinta intensidad y duración en el tiempo en cada caso".

DISPOSICIÓN A DIALOGAR

MAPFRE, según apunta el periódico, ha hecho el ofrecimiento a cambio de que los afectados renuncien "para siempre" a ejercer acciones civiles y penales contra ella y contra Spanair, SAS, Boeing, McDonnell Douglas, Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea y la Dirección General de Aviación Civil, así como contra "cualquier entidad que pudiera resultar responsable por este siniestro". A la vez, ha mostrado su "disposición al diálogo con los familiares de los fallecidos en el vuelo y con los lesionados con el objetivo de lograr un acuerdo extrajudicial de indemnización. Por ello, consignará 12,7 millones de euros en una Notaría de Barcelona, aunque aquellos perjudicados que no tengan su lugar de residencia en la ciudad condal dispondrán de los datos de un notario cercano a su lugar de residencia".

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 de Spanair, Pilar Vera, ha manifestado que la propuesta de la aseguradora, que tacha de "ofensiva, ruinosa y muy dolorosa", es "una trampa que trata de aprovecharse de la situación de extrema debilidad de las familias".

COMPARTIR