“Los resultados muestran que el negocio internacional sigue creciendo y MAPFRE en España empieza a percibir síntomas de reactivación económica. Además, la excelente gestión operativa se evidencia en un magnífico ratio combinado, que se sitúa en el 95,7%”, resumía el presidente del grupo, Antonio Huertas, la evolución del mismo durante el primer semestre.

En su presentación de resultados, el grupo recuerda que “el primer semestre de este año se ha caracterizado por la fortaleza del euro frente a las principales divisas” por lo que si la comparativa se hiciese en tasas de cambio constantes, “las primas habrían crecido un 8% y el beneficio, un 7%”.

El beneficio antes de impuestos y minoritarios creció un 8,7%, hasta alcanzar los 941,9 millones de euros. Esta cifra es, como bien subraya el grupo, “la más elevada de la historia de MAPFRE en este periodo”. En referencia al resultado bruto, se habla de “importante crecimiento impulsado por los ingresos financieros, que han permitido compensar el acusado efecto negativo de la reexpresión de los estados financieros por inflación en Venezuela”.

Además, se remarca, desde que se inició la crisis, en 2007, el beneficio antes de impuestos y minoritarios se ha incrementado en más de un 45%.

"SÓLIDEZ DE NEGOCIO" Y EXCELENTE" RAIO COMBINADO

La actividad durante el periodo, se resume desde el grupo asegurador, ha estado marcada “por la solidez del negocio y el mantenimiento del ratio combinado en niveles excelentes”, aunque admite un “ligero incremento del ratio combinado en términos interanuales, debido principalmente al empeoramiento del ratio de gastos en MAPFRE FAMILIAR y MAPFRE EMPRESAS, así como al aumento de la tasa de siniestralidad en Brasil”.

Además, el patrimonio ha crecido en casi 820 millones de euros desde el inicio del año, hasta alcanzar los 10.713,1 millones, gracias, entre otros factores, a la caída de la prima de riesgo en España. Las plusvalías no realizadas reconocidas en el patrimonio neto se han incrementado en más de 1.552 millones desde el cierre del ejercicio.

En No Vida, el grupo ha registrado un retroceso de las primas del 0,5%, hasta los 8.623 millones, aunque con un mejor comportamiento en el segundo trimestre (+1,4%); destaca singularmente la evolución de Brasil y México, mientras que “se confirma el cambio de tendencia en el Área Regional Iberia”. El negocio de Vida, por su parte, registró unas primas de 3.161,6 millones de euros (+1,4%), “con un comportamiento excepcional de este negocio en Brasil durante el segundo trimestre de este año”.

Consulte al detalle la evolución de los resultados de MAPFRE por áreas regionales y en reaseguro en este vínculo.