Tras esta inversión, detalla el comunicado, “vinieron otras, especialmente en Latinoamérica, donde en los años setenta se abrieron las primeras oficinas de representación de reaseguro en México, Venezuela, Colombia, Chile y Argentina. Poco después la implantación en América Latina era ya total y el grupo empezó a elevar su presencia en el resto del mundo. En los últimos años, la apuesta internacional se ha reforzado con la adquisición de las aseguradoras turcas GENEL SIGORTA y GENEL YASAM, la compra de la aseguradora estadounidense COMMERCE -la mayor operación de la historia de MAPFRE- y el acuerdo con la mayor entidad financiera de Brasil (BANCO DO BRASIL) para convertirse en una de las principales aseguradoras del país. Recientemente, se ha adquirido el 20% de la compañía indonesia ABDA”.

El grupo añade que cuenta con una importante red de distribución, formada por 5.390 oficinas propias en todo el mundo, cerca de 9.500 oficinas de entidades bancarias, 62.000 agentes y otros múltiples acuerdos de colaboración.