La compañía, que cuenta con más de 830.000 clientes, ha realizado un estudio sobre su propia cartera de clientes en este ramo del que se destaca que el 45% de los asegurados de Salud se realizan a lo largo del año una prueba de diagnóstico por imagen, siendo radiografías, ecografías, resonancias y TAC, con diferencia, las pruebas más utilizadas como paso previo a una consulta clínica, seguido de los análisis clínicos (42%).

Por especialidades médicas, Obstetricia y Ginecología es la consulta más visitada (en un 15% de los casos), seguido de la de Odontoestomatología (12%). Las otras especialidades más demandadas son, por orden, las Urgencias Hospitalarias, Medicina General, Traumatología, Oftalmología, Dermatología y Pediatría.

Respecto a los tratamientos, la Rehabilitación y la Osteopatía ocupan el primer lugar en cuanto a uso por parte de los asegurados (en el 13% de los casos, siendo la media aproximada de 20 sesiones de fisioterapia al año).

COMPARTIR