Por su lado, con la oferta de estos servicios, la compañía húngara busca "establecer una relación más sólida con sus consumidores mediante productos de valor que complementen la gama de los que ya comercializa".

Según se explica desde MAPFRE, los paquetes ofrecidos contienen un código de seguridad, una tarjeta de asistencia y los términos y condiciones. El usuario puede activar el servicio por teléfono, introduciendo el código proporcionado. Los centros de atención al cliente registrarán los datos personales de los clientes y los detalles pertinentes del viaje: condiciones, número de tarjeta de identidad, destino, etc. La cobertura del servicio se extiende por el ámbito territorial europeo, además de Egipto, Túnez, Marruecos y Turquía.