Este esfuerzo ha supuesto una reducción del 30,9% en el beneficio atribuible del grupo. Sin embargo, el pasado ejercicio fue “magnífico” para MAPFRE teniendo en cuenta además la situación económica actual. Como puso de manifiesto Huertas, “una vez más, nuestro modelo de negocio diversificado nos ha permitido salir airosos”. Y es que 2012 se cerró para el grupo con sede en Majadahonda con un crecimiento de casi dos dígitos en su beneficio recurrente (+9,6%, hasta 942 millones de euros), “lo que refleja nuestra solidez”, y un aumento de 750 millones en los fondos propios, que ya alcanzan 7.810,5 millones.

'Grosso modo', los ingresos consolidados del grupo se incrementaron un 7,5%, hasta 25.301,2 millones, principalmente gracias al buen comportamiento del negocio exterior, sobre todo en Brasil y Estados Unidos. Las primas por su parte superaron los 21.579 millones (+10,1%). El 33% de ellas lo aportó la División de Seguro España, que contabilizó 7.507,6 millones (-4,5%).

Las primas de No Vida superaron los 4.427 millones (-5%), destacando al respecto la evolución de los ramos de Autos, que pese a decrecer un 6% mantiene su 21% de cuota de mercado, y Multirriesgos (+1,7%), así como la mejora de los ratios combinados de MAPFRE FAMILIAR (94,1%) y MAPFRE EMPRESAS (82,6%).

Por su parte, las primas de Vida sumaron 3.080,5 millones (-3,7%), “en un entorno desfavorable de menor renta disponible”, apuntó Tejera. En este negocio se resaltó, con todo, el incremento de cuota de mercado hasta el 11,4%, impulsado “por el buen comportamiento del canal agencial y la captación de grandes operaciones corporativas de Vida Ahorro, así como el decrecimiento del sector en más de 9 puntos porcentuales”.

LA UNIDAD DE AMÉRICA, LÍDER EN INGRESOS Y RESULTADOS 

“Por primera vez desde los 26 años que llevamos en el mercado de América Latina, la División de MAPFRE AMÉRICA ha sido la primera tanto en ingresos como en resultados”, resaltó Huertas. Ello contribuyó sobremanera a que la División de Seguro Internacional del grupo, que engloba las actividades fuera de España, alcanzase los 10.833,9 millones (+23,3%), y suponga ya el 47% de las primas totales.

Este “crecimiento importante” se ha observado sobre todo en los países de América Latina, donde el volumen de primas totalizó 8.649,1 millones (+25,8%), destacando el fuerte crecimiento del negocio en Brasil (+33,7%, hasta 4.761,4 millones), mercado que supone el 55% del negocio de MAPFRE en la región. Además, se han alcanzado incrementos en prácticamente todos los países de la zona, destacando los de Colombia (+30,3%), Perú (+30,1%), Venezuela (+27,9%), América Central (+25,4%) y México (+25,1%).

En el resto de países donde el grupo mantiene operaciones aseguradoras -Estados Unidos, Filipinas, Malta, Portugal y Turquía- el volumen de primas se situó en 2.184,8 millones (+14,1%). Resaltaron al respecto los incrementos de Estados Unidos (+8,1%, hasta 1.513,9 millones) y Turquía (+38,6%, hasta 387,1 millones, cifra que sitúa al grupo ya como el 7º operador del mercado). En total, el negocio del grupo en el exterior supone en 67,4% de las primas.

La División de Negocios Globales, que aporta un 20% de las primas e integra las actividades de Reaseguro, Global Risks y Asistencia, alcanzó 4.887,9 millones en primas e ingresos operativos (+12,2%). Las primas aceptadas de Reaseguro ascendieron a 2.844,5 millones (+8,1%), destacando el crecimiento del negocio No Vida en Estados Unidos y el de Vida en Europa. Las primas de Global Risks llegaron a 1.115,2 millones (10,7%), destacando el dinamismo de las operaciones en América Latina y Europa, especialmente en Daños. Por último, los ingresos del negocio de Asistencia crecieron hasta los 928,2 millones (+29,2%).